¡Aprendamos acerca del guión escrito para el matrimonio!

0
418

POR JULY DE SOSA

Una mujer acongojada en su matrimonio, me pregunto si yo podía responder a su interrogante ¿Por qué me toco lidiar con un matrimonio tan complejo?

En menos de treinta minutos sin hacer ni una tan sola pausa para tomar aire o  un trago de agua ella hablo de como era su vida y el comportamiento de ambos en su matrimonio, al que ella llamo “complejo” mientras la escuchaba le decía a Dios…… cuando ella termine de sacar lo que trae clavado en su garganta, dame tú las palabras que expliquen mejor que “los matrimonios no son complejos” los casados hacemos de ese vinculo una complejidad cuando queremos sobrevivir en el, con nuestras propias normas que son  diferentes a las que Dios diseño para ese pacto que es la célula de la sociedad.

Jesús dijo sin mí nada podéis hacer. Esa realidad es también para   el matrimonio. Si como cónyuges no nos preocupamos por buscar en el manual de Dios (Biblia) el guión escrito para vivir en esa unión, difícilmente sobreviviremos. Lo primero que debemos entender es la diferencia física que Dios uso al crear al hombre y la mujer. Eso marca  las funciones a cumplir por cada uno, dentro de lo que yo llamo ¡La maravillosa aventura del matrimonio!

En esa unión Dios diseño que exista un compañerismo Él creó a los hombres para ser hombres y a las mujeres para ser mujeres. En la Biblia   es obvio que el hombre debe ser el proveedor y la mujer debe ser la que le de ánimo. En el libro de Génesis 2:15 dice que Dios puso a Adán en el huerto del edén para que lo labrase.   Y a Eva la creo para  ayuda idónea “motivarlo, acompañarlo”. En el plan original de Dios para el matrimonio el hombre es el proveedor y protector de su mujer, y la mujer es su ayuda y complemento. El hombre debe de guiar, cuidar y proteger a su esposa. Por eso Dios hizo al hombre físicamente fuerte, porque ese es el ambiente en el que él se desenvuelve. Y a la mujer la diseño suave, delicada y amorosa porque ella es la que da vida dentro de esa unión. Hasta en nuestras formas de pensar somos diferentes. Ellos piensan muy analíticamente con su cabeza y Las mujeres pensamos muy sentimentalmente con el corazón “esto no significa que las mujeres no tengamos sesos”. La realidad es que ninguna de las formas de pensar es mejor que la otra, este razonamiento indica que son un complemento.

Esto no tiene que ver con fortalezas y debilidades sino con el compañerismo que Dios quiere que practiquemos como pareja, para lograr la permanencia en el matrimonio. Dios dice: Dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer. La palabra unirá en su original Hebreo significa “soldar o pegar”. La unión matrimonial es como dos hojas de papel pegadas con goma que no pueden despegarse porque se romperán. Entender esto es entender el principio de Dios para los matrimonios. Dios no quiere matrimonios deshechos, porque eso produce personas deshechas. ¿Tiene usted algún problema en su relación de pareja?

No lo olvide…El matrimonio tiene un autor que ha preparado el perfecto escenario.    Su reto y el mío es leer el guion y ejecutarlo.   ¡BENDECIDA SEMANA!

No hay comentarios

Dejar respuesta