La Mujer que calla

0
290

POR JULY DE SOSA 

Escuche recientemente a un hombre decir…”Lo mejor de este mes de febrero es que las mujeres hablan menos ya que solo trae 28 días”.

Todavía en la actualidad existen hombres que consideran que la mujer perfecta es aquella sin opiniones. Tal como lo creyera el rey Enrique VIII quien se enamoró de Ana Bolena que además de oler a delicada fragancia de rosas, fue una mujer “sin opiniones” atributo indispensable para el rey. Tan importante era el silencio de Ana que el día que esta osó en contradecirlo el rey la mando a decapitar.

Esta historia por ¡increíble! que le parezca. Es la historia que aun en nuestro tiempo se repite por muchas mujeres que callan para conservar su matrimonio. Lógicamente no mueren decapitadas, pero quienes viven amenazadas y toman valor para opinar sufren una muerte emocional y en el peor de los casos la muerte física.

La mujer en todos los tiempos ha sufrido y soportado injusticias por el hecho de no poder expresar su opinión y no ser tomada en cuenta para decisiones importantes, tales como la que años atrás las excluía del derecho al voto para elegir a sus propios gobernantes.

Pretender callar a la mujer que entre sus cualidades Dios la creó hablantina, es un verdadero error que se comete por ignorar lo siguiente: Dios al término de su creación noto la ausencia de la mujer y le dijo a Adán ¡Te haré ayuda idónea! Su Arquitecto la diseño con capacidades especiales para que su existencia fuera provechosa incluyendo su opinión que en la mayoría de los casos resuelve conflictos, y afirma verdades. La mujer que se expresa a viva voz, cumple el propósito de Dios para crearla. Ya que trae bendición en su relación amorosa. Ella con su voz puede además de proporcionar ideas, descubrir el deseo vehemente de su corazón a su marido, teniendo como resultado una relación estable e equitativa.

Con el paso del tiempo la mujer ha demostrado que cuenta con la capacidad de expresión para resolver conflictos en su relación de pareja, hasta conflicto de nación. Cada día vemos más activa su participación en diferentes cargos. Tales como cargos de gobierno, pastorales, liderazgos, entre otros. La voz de la mujer posee delicadeza y sabiduría que si se le permite muestra con todo su esplendor.

Mujer: Toma valor y expresa delicadamente a tu marido los deseos profundos de tu corazón. Tú tienes la capacidad para buscar el momento oportuno ¡Hazlo!

Hombre: Permítale el derecho de expresión a su mujer, no pase por alto lo que a Dios le motivo al crearla. Ella es para usted su ¡Ayuda idónea! Sus palabras en su hogar resonaran vacías, sin la expresión de ella.

¡Feliz y parlanchina semana!

No hay comentarios

Dejar respuesta