¿Paz? ¿Tarea de la Iglesia Evangélica?

0
235

El pasado 16 de enero se cumplieron 25 años de aquel acontecimiento, que dio punto final al conflicto armado en El Salvador.

Partiendo desde ese hecho, la nación salvadoreña ha transcurrido por varios sucesos en todas las esferas. Miles de personas una vez acabada la guerra, tenían la esperanza que todo fuese mejor, pues el sueño de vivir en un país encaminado al desarrollo, con los años poco a poco se ha venido declinando. Con una muestra de 1, 262 personas encuestadas por el Instituto Universitario de Opinión Publica (iudop), el 48.3% de la población afirma que el país está peor que antes.

Sin embargo, resulta necesario puntualizar el rol que la Iglesia Evangélica, tuvo y está teniendo para que el país avance en dirección correcta.

Juan Manuel Martínez, pastor general de la Iglesia Campamento de Dios.
Juan Manuel Martínez, pastor general de la Iglesia Campamento de Dios.

El Pastor general de la Iglesia Campamento de Dios Juan Manuel Martínez, dice que para la iglesia, la firma de los Acuerdos de Paz, significó una respuesta a la oración. Él recuerda los días de ayuno y oración que hacía con su congregación, pidiendo por el país, evangelizando en medio de la guerra.  “Dios respondió la oración del pueblo del Señor”. Mencionó.

Según el pastor, la firma trajo una paz político militar, y ahora la comunidad cristiana está orando por una paz social. Al preguntarle que le faltó a los Acuerdos de Paz el pastor contestó: “No honraron a Jesús, no tomaron en cuenta los valores espirituales de la gente; sino que, todo fue el sueño de un logro económico. Todo fue alrededor de lo monetario, cuando Jesús dijo, ese es el gran problema de los seres humanos, el amor al dinero es la raíz de todos los males

Para él, no hubo verdadero tratamiento del resentimiento, del odio que hubo durante la guerra y es que el ser humano no es solamente un ser político sino también espiritual. “Hasta que ya se tiene un gran problema llaman a la iglesia para que ayude”. Dijo. Para el Pastor Martínez, entre los logros que la iglesia ha obtenido después de 25 años de la negociación, están: mayor número de congregantes, mayor reconocimiento de la iglesia y mayor expansión del evangelio.

En cuanto los desafíos que la iglesia enfrenta, el pastor mencionó que los líderes deberían preocuparse por “Discipular” no para tener mayor número de seguidores, por qué la respuesta no está en la cantidad, más bien en cuidar y formar discípulos. “Hay que volver al pastoreo” Expresó.

Muchas personas, opinan que el país está peor que antes, que ha crecido la violencia, y que  a pesar de los esfuerzos que en su momento se hicieron para concertar la firma de los acuerdos de paz, para algunos eso no sirvió de nada. Así lo revela, la encuesta de iudop.

Subcomisionado Milton Josué Salguero del Ministerio Cristiano Policial.
Subcomisionado Milton Josué Salguero del Ministerio Cristiano Policial.

El Subcomisionado Milton Josué Salguero del Ministerio Cristiano Policial, dice que uno de los logros más significativos que la iglesia ha obtenido es que llegar a diferentes comunidades del territorio nacional, ya que han sido alcanzadas por el evangelio, de tal manera que hoy en día se puede observar una gran cantidad de iglesias, hasta en los lugares más recónditos.  “Creo que la iglesia ha estado activa,  no solamente en la difusión del evangelio de Nuestro Señor Jesucristo, sino que también en la oración y el clamor que no ha cesado desde ese momento, si bien es cierto, en algunos lugares hasta hubo persecución en contra de las iglesias cristianas evangélicas y en contra del pueblo cristiano; pero en su mayoría han sido aprovechadas las oportunidades por parte de las iglesias, oportunidades que Dios les ha dado para poder fundar nuevas obras y de esta manera fundir el reino de Dios aquí en la tierra”. Dijo.

Salguero, opina que al acabar la guerra, solo significó lo que muchos cristianos esperaban, ya que en los doce años del conflicto armado la iglesia tuvo intercesión delante del Señor y no solamente en el centro de las iglesias, sino también fuera de ellas.

Se realizaron campañas evangelísticas en todo el país, previo a la firma de los acuerdos de paz, además muchos cristianos participaron en distintas actividades, marchas, sin distinción para poder orar y clamar.

“Recuerdo una vez donde en una marcha se mostraron personas en la calle, por primera vez, derramando oración y llanto para ver una culminación, a todo lo que el pueblo salvadoreño, pedía”. Relató el Subcomisionado.

Para él, la iglesia ha perdido oportunidades claves para difundir las enseñanzas de Jesús. Pues considera que, los jóvenes que hoy en día forman parte de agrupaciones delictivas, pudieron ser rescatados, no a “fuerza de Biblia” sino ganándolos a ellos y a sus familias.

“Estamos a tiempo de rescatar a la nueva generación, tenemos que luchar, esta generación ha sido ensuciada por dos generaciones posteriores a la guerra. La iglesia si se une, si se amarra los pantalones y comienza a salir un poco más de las iglesias y si comenzamos a ver toda esa necesidad, hay que aprovechar la oportunidad para sacer adelante a nuestro país”.

Asimismo, dejo claro que se pudo buscar una manera de hacer un cambio en la vida de las nuevas generaciones, con oportunidades de empleos, consolidándose con empresas que en su momento estaban disponibles para invertir en el país.

 “Puedo marcar como un logro, el hecho de la extensión del evangelio, en aquellos lugares del país donde no había conocimiento de Jesús. Hemos estado trabajando en territoriales de seguridad pública y hemos llamado precisamente a los pastores para que estos salgan, para efectuar cambios en la forma de vida que muchas comunidades tienen”. Señaló.

 

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta