Pandemia de la pobreza

0
249

Por : Pastor Edgard López Bertrand jr

Pobreza, parece que es el tema que esta en boca de todos los conocedores, la pobreza como tal puede presentarse de diferentes formas o maneras; la pobreza espiritual, material, mental, financiera entre otras. Pobreza es un adjetivo que hace referencia a las personas que carecen de recursos necesarios para satisfacer sus necesidades básicas, tales como alimentos, educación, salud. En mi opinión la pobreza inicia por el lado espiritual, una persona pobre es aquella que carece de un ser Superior, carece de fe, carece de un Salvador; una persona que no tiene a quien correr en sus momentos de fortaleza o debilidad.

Entendamos por pobreza espiritual, la falta de Dios en la vida de todo ser humano, alguien dijo que hay personas tan pobres que todo lo que tienen es dinero, como también aquellos que todo lo que tienen es orgullo de sus logros personales; personas vacías, solitarias, rebeldes, independientes pero esclavizadas por su soberbia y arrogancia. Esa es la pobreza más grande en todo ser humano el revelarse ante ese Dios todo poderoso quien creó los cielos y la tierra, es creer que por medio de sus méritos propios pueden dominar sus luchas internas con el pecado; nadie puede estar separado del amor de Dios y tener victoria en la vida.

Rompe con el ciclo de pobreza en tu vida, reconoce que Jesús es Dios y que lejos de Él no encontrarás salvación y perdón de pecados; no son tus cualidades personales, no son tus habilidades las que te sacarán de la pobreza espiritual, es ¡JESÚS! y solamente ¡JESÚS! quien abre la puerta a la abundancia espiritual. No vivas como mendigo cuando puedes sentarte a diario a la mesa del Rey, no le pidas pan al hambre, permite que sea Dios quien salve hoy tu vida de esta tremenda necesidad de comer del pan de vida y de beber el agua de vida que es Cristo, te invito hoy a que rompas el ciclo de la pobreza espiritual que es el origen de toda pobreza.

Compartir
Artículo anterior“Algo diferente”
Artículo siguiente“Vive al máximo”

No hay comentarios

Dejar respuesta