ENTREVISTA ESPECIAL CON LUCAS LEYS.

0
302

Lucas Leys quien entrena la mayor cantidad de líderes juveniles en Hispano América y uno de los líderes más influyentes en la literatura cristiana fundador de e625, concedió una breve entrevista:

¿Quién es Lucas Leys?

Es un predicador y escritor cristiano   argentino. El objetivo para Lucas Leys es entrenar, impulsar  la mayor cantidad de líderes juveniles en Hispanoamérica, explorar tópicos esenciales del liderazgo emergente en una atmósfera espiritual, diversa e interactiva.

Ha sido presidente de Editorial Vida y ahora es fundador de e625 que antes era Especialidades Juveniles. Lucas Leys tiene una licenciatura, una maestría y un doctorado en teología  y ahora con la incitativa de e625 el principal objetivo es promover la investigación y el conocimiento para poder transformar el pensamiento y motivar a la acción.

¿Cómo surge la iniciativa de crear e625, foros y conferencias y cuál es el principal objetivo?

Es una larga historia, básicamente comencé evangelizando adolescentes  en Buenos Aires Argentina pero me di cuenta que las tareas del evangelismo estaban buenas  pero,  era un esfuerzo limitado si no había lideres preparados con las iglesias locales que supieran como pastorear a los adolescentes, y ahí me di cuenta que hacía falta un ministerio que ayude y tener lideres jóvenes preparados y entonces funde una organización llamada  Especialidades Juveniles lo que paso luego fue que remplace juveniles por dos edades los 6 y 25 años porque gracia a la neurociencia me di cuenta que esas edades es la ventana de educación formal entonces se tenía que expandir el foco de atención, entonces ahora no solo se sirve a los líderes jóvenes sino a maestros de niños de preadolescente, adolescentes  y universitarios.

¿El foro de Liderazgo Generacional de El Salvador para quien está dirigido?

Líderes de opinión, educadores, pastores, consultores, trabajadores comunitarios y líderes juveniles. Tomando en cuenta que las tendencias y fuerzas del mercado afectan a las nuevas generaciones más que a ningún otro sector social y eso demanda un dialogo entre los líderes de influencia para saber encausarlas o revertirlas según los valores de Dios.

¿Qué necesita el joven de hoy para la iglesia?

Lo primero que necesita el joven es alguien que lo escuche  que los guie y alguien que les moldee lo que les enseñamos  y que viva el mensaje  no solamente que le den el sermón una vez por semana,  de lado de liderazgo lo que los lideres necesitan saber, es que el ministerio tiene que ver con personas no necesariamente con programas.  A veces reducimos el ministerio cristiano a administrar una reunión cuando creemos que la tarea del  líder joven es de decir quien predica o quien dirige la alabanza eso  no es encargo Jesús no es que eso este mal eso es parte pero lo importante es que las personas y que las personas estén abrazando a las personas como modelo de vida no solamente como Salvador porque por eso le llamamos Señor, no es título es el dueño de la vida, es el Rey  del universo que ahora es mi Rey y que entiendo que yo tengo que parecerme cada vez más a él, entonces los lideres tenemos que llegar a eso y hacemos reuniones para conseguir eso, entonces la pregunta es ¿ si nuestras reuniones no consigue eso? Hay que cambiar entonces.

¿Cómo califica a la juventud salvadoreña?

La veo con muchas posibilidades con muchos sueños y obviamente con muchos desafíos yo creo que la iglesia les debe, en presentar un evangelio de la vida cotidiana y no solo lo que sucede dentro del templo. Pero también no es responsabilidad de eso de las generaciones anteriores sino que la responsabilidad es del joven tiene que agarrar la Biblia, estudiarla y darse cuentas que son costumbres y que es lo que el Señor nos ha mandado hacer, y si nos concentramos en eso hay que tirarnos con todo hacerlo con mucho respeto a las generaciones anteriores, creatividad, con violencia al reino de las tinieblas, porque obviamente el más interesado es el Señor así que él va adelante él va atrás, él va con nosotros.

Para Terminar: ¿Qué mensaje le daría a los líderes jóvenes, a los que aspiran a ser pastores y a nuestros lectores?

Estudien mucho y no le crean al dicho que dice el que mucho abarca poco aprieta, en la juventud el que mucho abarca más oportunidades tiene.

No hay comentarios

Dejar respuesta