Cuando estás en el pozo, foso, hoyo, depresión, hundimiento

0
272

En el primer libro de la Palabra, Génesis, se nos narra la historia de José, un joven amado por su Padre y envidiado por sus hermanos, quienes lo vendieron, haciéndolo pasar por muerto ante su padre.

Además del amor de su padre, los sueños de José, despertaban la envidia de sus hermanos, quienes le criticaban; pero José soñaba, cada vez con algo más grande.

Leer Génesis 37: 18b-20. GÉNESIS = BERESHITH =PRINCIPIO.

Durante todo el proceso que vivió en los años siguientes, José mantuvo presente el sueño que Dios le dio, y el corazón correcto.

Sus hermanos lo venden a los ismaelitas, quienes lo llevan esclavo a casa de Potifar.
Allí próspero, pero fue engañado y encarcelado.

Aun así, su actitud seguía siendo la correcta; el corazón de José era correcto a pesar de que todo lo que sucedía a su alrededor no lo era.

Quisieron acabar con su vida pensando que, al hacerlo, acababan con el sueño. Al no matarlo, el sueño siguió vivo; pero los hermanos pensaron que el sueño moriría; ellos dijeron: no podrá seguir soñando.
José tuvo la oportunidad de acostarse con la esposa de Potifar, y no lo hizo.

No comprometió sus principios. José en medio de todo permaneció; aun estando en un lugar más profundo, donde parecía que había sido olvidado por los suyos, olvidado por el Dios de sus sueños y donde parecía que su sueño había sido olvidado. José nunca olvido su sueño, sino que siempre mantuvo el corazón correcto.

Tus decisiones son vitales, y tienes que decidir si las vas a tomar basadas en tus frustraciones, o basadas en tu fe. Te has preguntado alguna vez, ¿qué será de mi sueño?
Tú no puedes permitir que las circunstancias te hagan cancelar tu fe de que Dios va a cumplir en tu vida el sueño que él te dio. La envidia, el celo, de aquellos a tu alrededor, te van a llevar a circunstancias que te van a hacer sentir olvidado (a) de tu sueño, y tampoco se ha olvidado de Tí.

Cuando estés en la cárcel del olvido, recuerda declara el Padre YHWH ELOHIM, recuerda el sueño que YO te he dado.  Y recuerda que YO nunca me he olvidado de Tí. Del lugar donde estás, YO te voy a sacar, YO voy a obrar a TU FAVOR.

No hay comentarios

Dejar respuesta