¿Qué es una Endodoncia?

0
507

Comúnmente conocida como “matar el nervio”; la endodoncia es un tratamiento expresamente indicado cuando tenemos un diente o una muela seriamente dañada, “picada” o una infección dental seria (absceso), es importante que los pacientes siempre tengan claro que una endodoncia implica el último paso para poder salvar su pieza dental y no perderla, a pesar de su precio sale mucho más económico que extraerse el diente o muela y posteriormente realizarse una prótesis para sustituir dicha pieza dental.

 

¿QUÉ IMPLICA REALIZARSE UNA ENDODONCIA?

La pulpa es el tejido blando dentro de su diente o muela que contiene nervios, vasos sanguíneos y que provee nutrición a su diente o muela. Se puede dañar si usted tiene:

  • Una caries profunda
  • Repetidas intervenciones que perturban este tejido
  • Una muela o diente fracturado o agrietado
  • Una lesión en el diente (incluso si no hay una grieta o rotura visible)
  • Fractura dental
  • Bruxismo dental (rechinar dientes)

Si se deja sin tratar, los tejidos que hay alrededor de la raíz de su diente o muela pueden infectarse. Si esto ocurre, probablemente sentirá dolor e inflamación y podría formarse un absceso dentro del diente o muela y/o en el hueso alrededor del final de la raíz del diente o muela en cuestión. Una infección puede asimismo ponerle en riesgo de perder su diente o muela, ya que las bacterias pueden dañar el hueso que lo conecta con la mandíbula.

 

¿Cómo se realiza una endodoncia?

Un tratamiento de endodoncia normalmente requiere 3 o 4 visitas a la consulta odontológica. Le dolerá muy poco o nada, muchas veces se requiere uso de anestesia local sin embargo otras veces no. Al finalizar cada sesión, no debe sentir más dolor que el ocasionado por la intervención odontológica.

 

Antes de empezar el tratamiento:

  • Se le tomará una radiografía (aparato con el que contamos dentro del Centro Integral de Salud)  para obtener una vista clara de su diente o muela y del hueso circundante.
  • Se anestesiará la zona de su diente o muela para que esté cómodo/a durante el tratamiento.

Durante el tratamiento:

  • Se creará una apertura en la parte superior de su muela o diente.
  • Seguido por la limpieza y extracción del nervio de las zonas de su raíz, conocidas como conductos radiculares.
  • Limpieza con abundante líquido bactericida dentro de los conductos radiculares, esto se efectuará entre lima y lima.
  • Se rellenaran los conductos radiculares con un material parecido a la goma para sellarlos contra futuras infecciones.
  • Pondrá un relleno provisional en el diente o muela hasta la restauración definitiva.

Después del tratamiento endodóntico:

  • Su diente o muela y la zona circundante podrían estar sensibles unos días. En algunas ocasiones se puede recetar analgésicos para aliviar la incomodidad que podría sentir.
  • También se puede recetar antibióticos si la infección se extiende. Úselos siguiendo las instrucciones, y consulte si tiene algún problema al tomarlos.

Deberá concertar una visita de seguimiento tras el tratamiento endodóntico. En esta visita, se retirará el relleno provisional y se reemplazará con un relleno regular o una corona que proteja de un daño mayor su diente o muela. Un pin de metal o de plástico también podría ser puesto dentro del conducto radicular para asegurar que los materiales de relleno permanezcan en su sitio. Esto ayudará a sujetar la corona, si necesita una.

Es muy importante hacer énfasis en el hecho que el éxito de todo tratamiento de endodoncia lo representa su restauración final, por lo tanto es muy importante que no deje de asistir a su consulta hasta restaurar la pieza dental con un relleno, pin o corona.

En el Centro Integral de Salud estamos comprometidos con su salud bucal brindándole los mejores tratamientos odontológicos, haciendo énfasis en la vital importancia de su chequeo regular, acompañado de su limpieza dental.

Puede obtener mayor información en Centro Integral de Salud Trabajando para Cristo al tel.: (503) 2519-2811

No hay comentarios

Dejar respuesta