Fuerza y persistencia

0
363

Aunque el talento es algo especial, la disciplina es algo elemental, en mi infancia recuerdo cuando se mencionaba a oriente como el granero de la republica, que los spot televisivos giraban en torno a la laboriosidad del salvadoroño, y frases como “los salvadoreños son trabajadores”, o “el salvadoreño es tenaz” ¿será que en la actualidad somo menos los buenos que los malos?, NO, somos más los que amamos El Salvador, y si estamos plantados aquí es con un proposito especial que no debemos desaprovehar, pero eso amerita fuerza y persistencia.

Fuerza de voluntad de hacer las cosas bien, de sobresalir, de llegar más lejos, de superar nuestros errores, de conquistar nuevos horizontes, de no sucumbir ante la adversidad, fuerza de levantarnos una y otra vez, de marcar la diferencia, de impactar con nuestra vida, de reescribir la historia, de dejar una huella imborrable en este mundo.

Persistencia de continuar aunque una puerta se cierre, con la confianza que vendrán nuevas oportunidades, de no tener temor al mañana, el no ya existe, entonces vayamos en busca del si, sobresalir aun por encima de la critica que lo único que denota es que se esta trabajando, pintar nuestro mundo, la alegría que genera el ser naturales y no dejarnos envolver por estereotipos, la capacidad de decir no a lo que no nos gusta, de elegir lo que es acorde a nuestros principios y valores sin tener miedo a represarías.

Fuerza y persistencia para permear nuestra sociedad con la integridad vivida en el día a dia, no por ansias de popularidad si no por convicciones propias de hacer bien nuestra función. Que triste es pensar que en este país ya no se puede hacer nada, que vamos de mal en peor, que estamos en nuestros peores tiempos, porque si nos enlodamos con expresiones de esta naturaleza hemos perdido todo propósito en la vida, y como dice el adagio popular: “El que no vive para servir, no sirve para vivir”, el propósito en la vida nos mantendrá vivos… Quiere decir que aquel cuyas expresiones sean de desilusión es un muerto en vida. Prefiero seguir intentado siendo feliz con lo que tengo que dejando de vivir por lo que no tengo (pero podría llegar a tener) todo cae por su propio peso.

No hay comentarios

Dejar respuesta