Recuperando La Paz 

0
334
Estrés, tráfico, enfermedad de un ser querido, delincuencia, violencia, exceso de trabajo, catástrofes naturales, accidentes …etc, etc, etc la lista parece que no termina cuando pensamos en todas las cosas que nos roban la paz .
¿Qué es la paz? Según el diccionario: A nivel individual y social, la paz es el estado ideal que puede tener o aspirar un ser humano, o una sociedad, puesto que así se alcanza una situación de total armonía y equilibrio entre el corazón y la mente del individuo; es pues una ausencia de conflictos y luchas.
La única manera de lograr el progreso y desarrollo de la persona y de los pueblos (países o vecinos) es que todos practiquen la paz.
Una madre perdió a su hija, de manera inesperada. Ella no podía creer que Dios no había escuchado su clamor, en el cuarto de cuidados intensivos, donde día y noche se aferraba a la idea que su hija no moriría. La escena era desgarradora en la sala de velación, nadie encontraba las palabras de consuelo a su atribulado corazón. Sólo habían preguntas, por qué se la llevó? Era tan joven. Camino al cementerio decidí acompañarla junto con familiares y amigos dentro de un trasporte particular. Pedí que pudiéramos estar en silencio y crear una atmósfera de paz donde el Espíritu Santo pudiera moverse y consolar su corazón. De inmediato, comenzamos a orar y adorar al Señor, la presencia de Dios inundó ese microbús, trayendo una paz sobrenatural a aquella mujer, de la que todos dudaban podría sostenerse en pie al despedir a su hija. Entonces el Señor me hizo entender que más que repuestas, esa mujer necesitaba recuperar la paz. Sólo el Señor tiene esas respuestas para ella, quizá cuando vuelvan a encontrarse en el cielo, las cosas se comprenderán totalmente. Por el momento, ésta mujer llena del Espíritu Santo, se despidió de su hija muy valientemente,aferrándose a la promesa que un día volverá a verla y que desde ese día, es nuestro Señor quien cuida de ella. Todos estaban admirados de la manera en que logró mantener el control, en uno de los días más difíciles que una madre puede enfrentar.
No hay poder humano, no hay riquezas en el mundo que realmente puedan causar este efecto en el corazón humano. Millonarios se han quitado la vida y han gastado sus fortunas tratando de recuperar la paz que un día perdieron por su afán de amasar riquezas.
Nuestro amado Jesús ya nos dió un hermoso regalo y está en Juan 14:27
“La paz os dejo, mi paz os doy: no como el mundo la da, yo os la doy. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.”
Amado amigo, amado hermano, en estos tiempos finales que nos ha tocado vivir, el lugar más seguro y lleno de paz está en Jesús. Sólo El puede, en medio de cualquier tormenta o tribulación, llevarnos a un perfecto estado de armonía y tranquilidad del corazón, la mente y el espíritu.
«Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado. Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos.»
‭‭Isaías‬ ‭26:3-4‬ ‭RVR1960
Esta es la paz que necesitamos en las naciones, en nuestro país, en nuestras familias, en nosotros mismos. La paz con Dios y con los que nos rodean. Recuperemos la paz, con la ayuda del Espíritu Santo.
Pastora
Rosario de Navas

La Prensa Cristiana <laprensacristianasv@gmail.com>

2 feb. (hace 5 días)

para Rosario
Recibido pastora. Solo si me apoya con una foto suya porfavor y como le pondríamos en el cargo ?

No hay comentarios

Dejar respuesta