Dr. Josue Anaya, su vida y su llamado.

1
2326

Por: Erika Menjivar

Me crié entre juguetes de medicina, siempre supe a lo que me quería dedicar.

Dr Josúe Anaya, nace un 14 de febrero de 1972, en San Salvador. Sus padres lo criaron bajo creencias religiosas, se congregó en la Iglesia Montecarmelo del Pastor Luis Ricardo Panameño, de Las Asambleas de Dios, sus padres sufrieron pruebas grandes para continuar con la misión de evangelizar en aquel entonces.

Desde su infancia se vio influido por su madre, quien lo motivaba desde muy corta edad a que en el futuro fuera un médico que se preocupara por la gente, que hiciera un cambio en el sector de la salud.  Cuando llegó el momento de decidir qué estudiar, en noveno grado, cuando cursaba la materia de Vocación Profesional, solo pensó en ser doctor.

Cuando cumplió sus 12 años de vida, él junto a su familia se mudaron a la primera Colonia en Merliot, donde fundaron una iglesia. En su adolescencia se vio implicado en consumo de drogas lo que provocó el alejamiento de los caminos del evangelio, rara vez asistía a la iglesia por invitación de sus padres.

 “Cuando entré a la universidad no quise poner segunda, ni tercera opción, por más que me obligaran”, Estudió su doctorado en la Universidad Nacional de El Salvador, posteriormente una maestría en Salud Pública, impartió clases en la Universidad José Matías Delgado.

Pasó alrededor de 6 a 8 años lejos del evangelio, cuando cursaba el sexto año en la universidad, le detectaron cáncer, se preguntó, qué estaba haciendo con su vida, lejos de Dios, en una vida desagradable ante sus ojos. Al ser diagnosticado tuvo que ser operado lo más pronto posible. El siguiente día vuelve a la Iglesia arrepentido, “fue ahí donde tome una fe tremenda, porque sabía que Dios me iba a sanar”.

Cuando llegó el momento de someterse a la cirugía, en la biopsia se enteraron que era cáncer maligno, que tenía que someterse a un nuevo proceso quirúrgico. La decisión estaba tomada, días antes de la operación, Dios le habló a través de unas hermanas de la iglesia “Dice el Señor, que ahorita te va a sanar eso que tienes en la cara y dice que no te operes, que él ya te sanó” fueron las palabras de Dios, mientras las manos de las hermanas estaban en su rostro. Fue así como el cáncer desapareció de su cuerpo.

“Luego de eso, continué estudiando pero ahora tomado de la mano de Dios, él respaldó mi vida”. Empezó a servir en brigadas médicas del Tabernáculo Bíblico Bautista Amigos de Israel, luego se casó, nació su primer hijo, nace con una enfermedad respiratoria que los doctores desconocían, no fue hasta que un día una hermana de la iglesia les invitó a asistir a un viernes de milagro, en esa ocasión el Pastor Toby hablaba de la poca fe que a veces tenemos, en la oración final,  comenta que creyó y efectivamente Dios sanó a su hijo.

En su trayectoria profesional, fue director de la Unidad de Salud en San Juan Opico, también en San Vicente, ejerció en el Hospital San Rafael y Hospital de Santo Tomás.  Mientras que en el Hospital San Juan de Dios, en Santa Ana hizo pasantías durante 2 años, ha tenido la oportunidad de ejercer en varios lugares a través del país, lo que le ayudó a formarse profesionalmente.

El nacimiento de su tercer bebé implicó nuevamente  complicaciones de salud en su familia, había nacido con una malformación,  más de 33 especialistas tratando de sostener su vida, operación tras operación. No había diagnóstico, una extraña enfermedad, el niño no tenía esperanza de vida. Luego de una oración junto a su esposa la noche donde iba a ser desconectado de los aparatos que mantenían con vida a su hijo, en esa noche Anaya junto a su esposa hizo un pacto con Dios, que si sanaba a su hijo él se convertiría en instrumento de su obra, el siguiente día, empezó a respirar solo, sobrevivió.

Empezaron con una casa de oración en su hogar, así empezó su vida pastoral, como una iglesia independiente desde el 2005 hasta convertirse en la Iglesia Rey David, fundó un ministerio llamado “Lucas” que es atención a pastores  y sus esposas, referente a la necesidad que existe de brindarles asistencia médica, con el cual ha atendido a más de 800 pastores a nivel nacional de diferentes denominaciones, alterno a ello fundó la asociación pastoral SANTO (Santa Tecla Organizada para Cristo) “Empezamos a visitar pastores, primero éramos diez, luego éramos 20, así fue que nos íbamos uniendo y comenzamos a hacer marchas, eventos en parques”, Es como empezaron con la misión hasta llegar a reunir más de 30 mil personas por medio de una campaña evangelistica.

El Dr. Anaya junto a su familia reciben de Dios el llamado de expandir su ministerio hacia Estados Unidos, en la iglesia New Life oraban para que Dios enviará a la persona indicada para pastorear el área hispana de la congregación, también iran a fundar una misión de pastores denominada: Sacramento para Cristo. Su nueva temporada hacia tierras norteamericanas inicia el 20 de abril del presente año.

Si usted muriera hoy ¿cómo le gustaría ser recordado?

“Me gustaría ser recordado como alguien que luchó por la iglesia, que se desgastó, que invirtió su tiempo, sus recursos en buscar la unidad del Cuerpo de Cristo. Si muriera hoy, moriría feliz”.

 

1 Comentario

  1. Una persona mas que especial que Dios mismo levanto y el mismo no sostendra , adelante Pastor Doctor y Amigo porque todo lo es y en grande. Dios bendiga su Vida familia y ministerio.

Dejar respuesta