Entrevista especial Dr. Oscar Rodríguez

0
6392

 

Por: Erika Menjivar

¿Cómo fue su infancia?

Soy hijo único de padre y madre, mi padre nos deja cuando yo tenía dos años y pasamos a vivir con mis abuelos; mi madre una mujer muy trabajadora, fui creciendo en un hogar de abuelos maternos, junto con mis tíos, con toda esa familia que se vuelve un terruño, tanto que a mis tíos nunca los vi como tíos, los vi como hermanos. Mi madre se casa y ahí nacen mis 2 hermanas y mi padrastro que fue un hombre ejemplar muere cuando yo tenía 15 años, desde ese momento yo recibí una palabra, me dicen que tengo que hacerme cargo del hogar porque soy el hombre de la casa. Tuve una infancia al igual que todos los niños aunque pueden haber muchas  carencias pero uno es feliz teniendo a las personas que quiere y eso le va dando a uno también seguridad.

¿Cómo se mantienen en el buen camino con la ausencia de la figura paterna?

Mi madre fue una mujer ejemplar, con una entrega incondicional para sacarnos adelante, su trabajo era humilde y sencillo pero muy educada, me puso a estudiar en un colegio privado, obtuve media beca, logre graduarme de bachiller y luego comencé a trabajar, comienzo con una carrera de arquitectura, en la Universidad Evangélica de El Salvador y para graduarme, me costó diez años terminar la carrera prácticamente, en el ´92 y yo salí en el ´82 del bachillerato. Dentro de la universidad conocí el licor, la cerveza, la vida de fiestas, bailes, llegué a tener tantos “amigos”, sinceramente no sé qué se hicieron, creo que cuando llegué a los pies del Señor, se perdieron de mi vista. Fíjate que hubo un momento, recuerdo que el Señor ya andaba cerca de mi porque empecé a tener problemas económicos muy fuertes con las tarjetas de crédito. Fueron situaciones muy difíciles, porque yo necesitaba trabajar más y donde yo conocía de construcción allá en 1996, 97 el rubro había entrado en una recesión tremenda.

¿En qué año conoció a Cristo?

La fecha exacta no la recuerdo, solo cuando me bauticé que fue el nueve de octubre de 1998. Esto significó para mí un cambio total, porque habíamos 22 personas que nos íbamos a bautizar y nuestros pastores habían invitado profetas, evangelistas, misioneros internacionales, el ministerio de alabanza estaba completo, y me llevaron a una casa por la colonia San Francisco; lo sorprendente fue que de los 22 sólo llegué yo ese día. Realmente fue algo muy hermoso en mi vida, no lo olvido estoy consciente que en mi bautizo Dios estuvo ahí; pero ahí empieza el mover de Dios,

¿En qué año se casa?

Me case en el año 2001. Yo la conocí cuando éramos niños, conozco a mi esposa de lado del padre de mi hermana, es decir, de mi padrastro ella es pariente de él, entonces nos conocimos cuando éramos niños, ella no se acuerda de mí porque es más joven que yo; pero a mí ella me daba ternura. Me gustaba su nombre Carolina, y yo decía yo me voy a casar con una mujer que se llame Carolina, eso lo dije cuando era niño,

¿Cómo nace la empresa de construcción?

Siempre le pedí al Señor que estuviera con nosotros, mi deseo era seguir sirviendo pero anhelaba ser un empresario y en todo el Señor me mostraba que era cabeza y no cola; comencé a orar entonces por una empresa y le dije al Señor pactando con él que me diera una empresa con la cual pueda solventar todas mis cosas y mis responsabilidades tantó con mi madre y mi hogar, te pido Señor que tú me permitas tener esta empresa. Cuando menos sentí Dios me da el nombre de la empresa Cumbre y el señor se encarga de convertirla en S.A de C.V.”

¿Cómo nace la Iglesia Cristiana Casa de Bendición?

Yo le había pedido al Señor que me diera una casa que en la parte de abajo iba tener la casa de oración y en la segunda planta iba a tener la empresa y Dios me la dio, En junio del 2002, estaba compuesta solamente de mi esposa y mi hija, pero con el tiempo empezaron a llegar personas que están conmigo todavía desde ese entonces, llegamos a tener 40 personas, y yo les decía que oraramos porque Dios nos enviará un pastor, hasta que una vez me dan un grito y me dicen: “Que no ve que usted es el pastor, prediquenos porfavor”  y créeme qué ha sido maravilloso para mí, empezaron a surgir milagros y la gente llegaba, ampliamos lo que pudimos de la casa y llegó un momento que llegamos a tener 68 personas, no cabía una más, tuvimos que movernos y nos fuimos a un lugar más grande. El señor comenzó a darnos muchas cosas, fue sorprendente el Señor comienza a mover contactos y me lleva a Israel, me piden hacer un viaje a Guatemala y son muchas cosas al Señor me concedió. He conocido a gente de tantas latitudes, en enero tengo una reunión de pastores, 1400 de otros países.

¿En cuántas naciones se encuentra y cuáles son esas naciones?

No podría decir más que es la gracia de Dios, de Él es todo. Estamos en radios, entre ellas Radio Progreso los días sábados a las 7:30 AM, cuatro filiales en Estados Unidos, una creciendo en México, en España y en otras naciones. Hay lugares donde se llega como los países islámicos; para ello está Óscar Rodríguez Ministerios y en inglés Óscar Rodríguez Ministries (ORM), con el propósito de llegar a más personas a través de las redes sociales. Es un proyecto, con el cual estamos trabajando y también damos capacitaciones para que la gente pueda tener acceso. Dios se ha manifestado, aun cuando fuimos a hablar del evangelio al capitolio, Dios ha sido bueno y a Él hay que darle la gloria. Todo ha sido de tremenda bendición. Nos escuchan en 28 naciones, nosotros predicamos el evangelio del Reino de Dios que predicó Jesús.

¿Qué significa Casa de Bendición para usted?

Ser bendecido para bendecir.

Al final de sus días en esta tierra ¿Cómo quisiera ser recordado?

No espero ser recordado, quizá lo único que quisiera es nunca se olviden de un nombre que es sobre todo nombre Jesucristo y que en Él hay salvación, redención, justificación, santificación y vida eterna. Mientras, no partimos hay una vida abundante que Él nos ha dado. Talvez, me gustaría ser recordado como un obrero.

No hay comentarios

Dejar respuesta