La ONU reconoce la labor de la iglesia

0
302
Foto de archivo

Por: La Prensa Cristiana

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) a través de un comunicado de prensa reconoció el apoyo y el activismo de todas las entidades que se basan en la fe.

La Subsecretaria General de la ONU Amina Mohammed habló sobre la agenda 2030, la cual está basada en la integración de tres pilares interdependientes y complementarios: desarrollo económico, desarrollo social y protección del medio ambiente,  y los derechos humanos como el centro. En el núcleo está centrado en la prosperidad, la dignidad y el bienestar de las personas, con la promesa de no dejar a nadie atrás. Así se pretende evitar conflictos o crisis humanitarias.

“Las organizaciones religiosas y sus líderes, han desempeñado durante mucho tiempo un papel fundamental en la atención de las necesidades de los que se quedan, deseo reconocer la dedicación y las contribuciones de las organizaciones basadas en la fe, en temas muy cercanos a mi corazón: la justicia social. Los derechos humanos y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Me gustaría felicitarlos y agradecer  a las organizaciones basadas en la fe, su importante papel en la formación de la agenda 2030.” Comentó Mohammed

Para elaborar una agenda de desarrollo que acepte a todos los países y que se pueda aplicar en cada uno de ellos se debe reconocer la interdependencia y la unidad de la raza humana por lo que se enfatizó que las organizaciones basadas en la fe son esenciales en el avance por la búsqueda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible para todas las personas.

Los desafíos que se presentan en la actualidad son complejos,  el multilateralismo está bajo asedio y la agenda de derechos humanos está perdiendo fuerza.

También se habló sobre la intolerancia, discriminación y política a nivel global, sobre la pobreza extrema en la que están sumergidos aun muchos países, la falta de alimento, de agua potable, de luz, todas estas personas. Los ODS  están quedando atrás y deberían ser un faro de luz.

“Como dice la biblia, debemos “Amar  a nuestro prójimo como a nosotros mismos”. También aprendamos del libro de proverbios que “quien oprime a los pobre muestra desprecio por su creador, pero quien es amable con los necesitados honra a Dios”. Estos conceptos son un guía para personas de todos los credos y sustentan Los derechos humanos y el desarrollo sostenible. Expresó Amina Mohammed Subsecretaria General.

Se mencionó que para mantener la promesa de los ODS se debe aprovechar las capacidades de la amplia gama de actores en la sociedad, en consonancia con la labor de la iglesia Mohammed describe una serie de aspectos que considera como aporte de las organizaciones religiosas a la sociedad:

*Las organizaciones basadas en la fe tienen un papel crítico que desempeñar, sus valores fundamentales están en gran medida en línea con la agenda 2030.

*Sus esfuerzos le han ganado la confianza a las comunidades a las cuales sirven y a la vez están directamente comprometidos con los que más lo necesitan.

*Las Naciones Unidas reconocen y se benefician del alcance de las organizaciones basadas en la fe, el plan de acciones lanzado para líderes y actores religiosos para prevenir la violencia el año pasado por el Secretario General es un ejemplo de como Las Naciones Unidas y los grupos religiosos pueden trabajar juntos. Concluye Mohammed.

Invitó a seguir trabajando unidos para alcanzar los objetivos de Los derechos humanos y el desarrollo sostenible y  para que todas las personas del mundo puedan gozar de estos.

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta