Reconoce un poder superior a ti

0
243

La vida esta llena de todo tipo de personas y hay algunas personas que son muy inteligentes y autosuficientes, capaces de salir adelante por sus propios medios.

Sin embargo, todos tenemos un umbral del dolor, y cuando llegamos a nuestro límite para soportar alguna situación difícil, pareciera que ya nadie ni nada nos puede ayudar a salir adelante. Es común que el ser humano este constantemente tratando de resolver sus problemas de forma individual y verlo día a día luchando con situaciones difíciles, y que en su desesperación por solventarlas se deje llevar por muchas filosofías, prácticas o creencias.

No importa cuanta ciencia, cuanta inteligencia, cuanta capacidad humana tenga una persona, su capacidad siempre se verá limitada; debemos aprender a confiar en un poder Superior a nosotros el cual es Todopoderoso.  Muchas personas hacen de su poder superior al dinero, los bienes, su belleza, sus títulos etc., y es lamentable ver como al final del camino sus vidas terminan vacías ya que esas cosas superficiales tienen fecha de caducidad y no hemos sido creados para vivir vidas que giren en torno de superficialidades.

Debemos de recordar que el ser humano es físico, mental, emocional y espiritual; estas partes trabajan en unidad, son interdependientes y están sumamente ligadas. Podemos intentar satisfacer las necesidades de una de estas áreas, de hecho casi toda nuestra vida gira en torno de la satisfacción de las necesidades físicas y emocionales (“Dinero, bienes, logros, éxitos, reconocimientos, pareja, familia etc”) y tristemente descuidamos nuestra vida espiritual.

La espiritualidad es difícil de explicar pero  es posible crear un vínculo estrecho entre nosotros y un poder superior a nosotros “DIOS” y dicho vínculo supera cualquier expectativa de prácticas como la relajación o la meditación.

Muchos estudiosos hablan de diversas técnicas para alimentar nuestra vida espiritual y conectarnos con Dios pero la única y legítima  que nos  conecta con la verdadera e inagotable fuente de amor, paz, gozo y vida eterna es LA ORACIÓN porque nos lleva a un encuentro directo con nuestro Creador y Salvador.

 

 

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta