Mujer antes que madre

0
131

 Por muchos años, la sociedad considero que la mujer debía ocuparse únicamente de su rol de esposa y madre, con el paso del tiempo y gracias a la fortaleza y coraje mostrado por muchas mujeres en sus logros alcanzados dejaron huella. cada día somos más las mujeres que decidimos usar el potencial que Dios ha puesto en cada una, mostrando así, que ser “ayuda Idónea” va más allá de cuidar un esposo y parir hijos. La  sociedad machista en la que desde el principio se ha desarrollado la mujer,  ha requerido que ella se revista, con la valentía  admirable que posee, para avanzar y superarse cada día y en la mayoría de casos, el esfuerzo no es solo para su propia  supervivencia y superación, sino para con sus hijos que adolecen  de un padre ausente por diferentes motivos,  de cara a esa realidad ellas deciden con coraje y valentía tomar toda  la responsabilidad de educar, alimentar, instruir, y formar a sus hijos  para que estos crezcan y se desarrollen en su niñez y adolescencia, restando importancia a los riesgos y dificultades que tendrá que atravesar antes de culminar su labor de proveedora y capacitadora con ellos. En las páginas de la biblia encontramos ejemplos de mujeres como Eunice y Loida, madre y abuela de Timoteo, que asumieron valientemente el reto de ser mentoras de él,, de la labor del padre de Timoteo, la biblia no resalta nada, excepto que este era griego (Hechos 16:1) El hogar en el cual creció y desarrollo Timoteo, era muy parecido a muchos hogares en los cuales los padres delegan su responsabilidad en la formación y manutención de sus hijos, a la madre de estos, ¿Conoce usted un hogar así?

Como mujer definitivamente llevar vida dentro de mí, y apreciar mi reflejo de luna llena en el espejo, ha sido lo mas sorprendente que he vivido, e instruir a dos niñas, para su etapa de mujer el reto más grande que he asumido. Por la responsabilidad no solo de enseñarles sino también, modelarles, la valentía y fortaleza que como mujeres deben de desarrollar, cuidar, y defender. A menudo se comete el grave error de educar a las niñas únicamente para ser esposa y madre, lo cual considero la formación más equivocada que podemos dar a nuestras hijas. Considerando que antes de ser esposa o madre será mujer, y a lo largo de su vida tendrá que desarrollarse, apreciarse, y aceptarse como tal. Es por esto qué enseñarle a descubrir sus capacidades y fortalezas dadas por su creador es mucho más urgente que enseñarles a ser esposa o madre, si ella crece segura y decidida, sabrá como ejercer su rol de esposa y el instinto materno despertará  en el instante mismo que vea el rostro de su bebe, así lo afirma Juan 16:21. Salvo en aquellos casos en los cuales la mujer a sido objeto de algún tipo de abuso que muto, las capacidades que Dios le dio, le resultará difícil amar, cuidar y respetar, el fruto de su vientre. Para evitar esto ella tendrá que conocer su valor como mujer.

Lamentablemente la evolución que a diario experimentamos en el mundo, sigue sin alcanzar el pensamiento y razonamiento de muchas mujeres que continúan siendo victimas de abusos físicos, mentales, económicos, verbales, entre otros, por parte de padres, esposos, hermanos, etc. Convencida estoy que si como madres o abuelas, decidimos ser mujeres significativas en la formación de vida de nuestras hijas y nietas, tomando ejemplo de Eunice y Loida, lograremos cimentar la identidad de mujeres que Dios les da, y afirmaremos las capacidades en ellas desde su etapa de infantas, para cuando llegue su etapa de mujer desarrollen seguras, y  complacidas, los roles que decidan como  el de esposa y madre, convencidas que su felicidad no debe de basarse en su pareja, sino en el regalo de vida que Dios les ha permitido, para que si por cualquier motivo aquel que debía amarla la maltrato, ella sacuda el polvo de sus pies y continúe su camino en la superación de ella misma y en la superación de sus hijos. Sin olvidar que antes de ser mamá es mujer, y necesita tiempo para crecer espiritual, social, y personalmente.

¿Mujer! No pases por alto que tu creador te dio un valor profundo cuando te diseño con sus propias manos. Antes de buscar triunfar como esposa, madre, profesional etc. Busca triunfar como mujer amándote, respetándote, valorándote, aceptándote y encontrando tu lugar y a quien ayudar dentro del género femenino al que perteneces… ¡SHALOM!

No hay comentarios

Dejar respuesta