Lo mejor de lo mejor

1
3707

Dr. Edwin Ramos / Iglesia Nación de Dios Internacional

Para alcanzar buen testimonio delante de Dios, como lo hicieron los hombres de los que nos habla Hebreos 11, debemos ejercitar nuestra fe; solamente esforzándonos y creyendo, podremos dar testimonio de la grandeza del Señor quien nos exaltará.

La Palabra nos habla que Abel alcanzó un buen testimonio incluso después de muerto porque ofrendó con fe y excelencia. Caín y Abel era hermanos, pero uno alcanzó excelente testimonio porque dio mejor sacrificio. Si quieres diferenciarte de los demás, hazlo todo mejor que otros,
tal como Abel lo hizo.

Para ser recordados y levantados, debemos ofrendar y trabajar como los héroes de la Biblia lo hicieron. Del listado de obras de los héroes, Abel es el primero que aparece porque ofrendar es importante, tanto así, que es el ejemplo inicial de un hombre a quien Dios recordó y levantó.

Cuando ofrendas, el Señor te ve con agrado y te exalta. Ofrendar es poderoso y es la mejor forma de honrar a Dios, el enemigo lo sabe y por eso ataca de tantas formas tu deseo de darle al Padre.

Abraham fue otro hombre que supo ofrendar al Señor lo más amado y precioso que tenía: su hijo Isaac. Si bien es cierto él no mató a su hijo, pero Dios vio con agrado la intención de su corazón y le envió un carnero para sacrificarlo en lugar del muchacho.

Muchas veces, en momentos de aflicción, le pedimos a Dios que nos fortalezca con la fe de Abraham, pero eso exige que demostremos tener el mismo carácter y la misma capacidad de ofrendar. La obediencia a lo que el Señor pedía le valió a Abraham la bendición de su descendencia que fue victoriosa por generaciones. ​Con tu ejemplo, enséñale a tus hijos a trabajar para el Señor y ofrendarle.

Abel no conquistó una nación, no mató a un gigante, lo único que hizo fue traer lo mejor de lo mejor a Dios y eso le hizo entrar a la sala de lo grandes héroes de la fe. Dios hace memoria de todo lo que damos y aun de lo que no damos Abel dio y Caín también, pero solo lo que se da con sacrificio te hace importante delante de Dios y, te abre puertas para que Él conteste las peticiones de tu corazón.

Es hora de honrar a Dios más allá de un canto, más allá de servir en la iglesia, es momento de traer ofrendas con olor a sacrificio.

Hoy declara que rindes lo mejor a Dios, lo mejor de tu tiempo, lo mejor de tus finanzas. Declara que lo mejor de tu vida será Suyo como ofrenda. Rompe con toda mediocridad al servirle y declara que lo mejor de lo mejor será para Él.

“Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella.” Hebreos 11:4

Oro a Dios y es mi deseo que puedas aprender a dar a Dios lo mejor, que aceptes tener un corazón como el de Caín. Recuerda que en medio de la prueba y la adversidad nuestras ofrendas hablan delante del Padre.

Haga memoria de todas tus ofrendas, y acepte tu holocausto. Te dé conforme al deseo de tu corazón, y cumpla todo tu consejo. Salmos 20: 3-4

¡Seamos amigos! Búscame en las redes sociales como @ApostolEdwinRamos, estoy para servirte y ayudarte. Además, puedes encontrar más palabra de lunes a viernes a las 9:00 AM en mi página de Facebook, en el programa #EncuentrosLive.

Estoy seguro qu​e algo va a suceder en tu vida.
¡Bendiciones!

Compartir
Artículo anteriorCrezcamos como distribuidores de Dios.
Artículo siguienteMoisés

1 Comentario

  1. Excelente palabra, siempre darle lo mejor a Dios, así como El lo hizo al darnos a Su único hijo, y así como lo sigue haciendo el día de hoy. Saludos apóstol.

Dejar respuesta