Sala analiza unión entre dos personas del mismo sexo

0
241

El pasado viernes 9 de agosto a través de un comunicado de prensa La Corte Suprema de Justicia de El Salvador, dio a conocer que admite a trámite dos demandas de inconstitucionalidad presentadas por un grupo de ciudadanos, en contra del Código de Familia en el tema de uniones entre personas del mismo sexo y el trato diferenciado.

Los demandantes también solicitaron que se declare que la Asamblea Legislativa de El Salvador ha incurrido en inconstitucionalidad por no realizar una regulación de dichas uniones por ley.

La Sala de lo Constitucional estableció que las dos demandas  de inconstitucionalidad presentadas cumplen con los requisitos formales para ser admitidas a trámites, según el Artículo 6 de la Ley de  Procedimientos Inconstitucionales. Pero asegura que las dos admisiones no presentan una decisión de fondo sobre los temas planteados.

La Asamblea Legislativa y Fiscalía General de la República de El Salvador  presentarán sus argumentos para ser analizados y así poder determinar en sentencia si existe la presunta contradicción en el Código de Familia,  la Constitución de la República, y la inconstitucionalidad alegada por omisión, en cuanto a los términos presentados por los demandantes.

La reacción de algunos pastores no se hizo esperar, como el caso de la pastora Rosario Navas quien a través de su cuenta oficial de Facebook expresó lo siguiente:

“Ha sido una semana muy intensiva en contra de la familia, contra la niñez, contra la juventud. La cerramos con la noticia que La Sala de lo Constitucional admite inconstitucionalidad contra el código de Familia, en relación a la prohibición de la unión de dos personas del mismo sexo. Somos un país ProFamilia bajo el diseño original, hombre y mujer así nacidos. La agenda mundial sigue avanzando. Luchemos, oremos porque no se aprueben los matrimonios del mismo sexo.

En Costa Rica los tomó por sorpresa y la Corte los aprobaron, aún en contra de la voluntad del pueblo costarricense. Que no nos pase a los salvadoreños” concluyó Rosario.

Compartir
Artículo anterior¡El Charlatán!
Artículo siguiente¿Tanto “NO”?

No hay comentarios

Dejar respuesta