La vida es la esencia de la humanidad

0
159

Mucho se ha dicho de Evelyn Hernández, sobre el parto extra-hospitalario que ocurrió en abril del año 2016, sin embargo,  más allá de lo que puedan alegar las organizaciones feministas,  está la muerte de un recién nacido,  que para la ley  es importante establecer cómo ocurrieron los hechos, en mi opinión la tesis fiscal ha sido acertada puesto que no es posible que Evelyn ignorara su estado de embarazo, por otra parte el recién nacido termino en el fondo de la letrina, y la gran pregunta es como termino ahí, sin  que nadie cortara el cordón umbilical, de lo contrario el menor  hubiese quedado colgando y ese era el momento para pedir ayuda y gritar con todas sus fuerzas, dado que ante el instinto materno, no hay nada que una madre no haga por un hijo.

De la misma manera, cuando Evelyn fue atendida en el hospital debido al parto, nunca manifestó a los doctores que había tenido a su hijo en la letrina, muy al contrario, decidió guardar silencio, hasta que los médicos hicieron la respectiva denuncia, de modo que se concluye que Evelyn mantuvo en secreto su embarazo, por temor a su familia y a lo mejor no sabía cómo resolver el asunto, creo que a cualquier jovencita le puede ocurrir algo similar, sobre todo si se entrega en los brazos de un hombre irresponsable que se aprovecha de su ingenuidad, pero sin importar como sean los hechos, nunca una mujer debería asesinar por medio del aborto a un hijo.

Dado que ni los animales hacen cosas semejantes, sino que defienden a sus crías con su vida, pero es mucho más lamentable que organizaciones feministas y pro-aborto, están ocupando la figura de Evelyn, como caballo de batalla para hacer ver a la comunidad internacional que la Fiscalía en El Salvador, es insensible al querer procesar a una pobre mujer inocente, que desconocía su estado de embarazo y que fue producto de una violación, cuando es sabido que Evelyn mantenía una relación amorosa. Lo cierto de todo esto es que las organizaciones pro-aborto y LGTBI, están aprovechando la coyuntura para impulsar en El Salvador, una legislación a favor del aborto y los matrimonios igualitarios.

En consecuencia, es importante hacer las siguientes valoraciones; el mal llamado aborto “terapéutico” es una contradicción de términos, porque ningún aborto salva o mejora la calidad de vida de las mujeres que acceden a ello (que es lo que la palabra “terapéutico” quiere decir). Distinto es el caso del “aborto indirecto” cuando por vías naturales una mujer pierde su hijo o cuando el niño muere antes de nacer. En todo caso la última palabra la tiene el Señor Jesucristo que puede hacer un milagro independientemente de cual sea la situación.

La segunda propuesta es promover el aborto “cuando el embarazo haya sido producido por una violación sexual o estupro”, creo que ninguna mujer con justa causa desea tener un hijo de un violador, no obstante, la solución a esta atrocidad, es dar el hijo en adopción, entregarlo a un orfanato o regalarlo a una familia que no puede tener hijos. La esposa del famoso actor Martin Sheen fue producto de una violación, Janet Sheen, pero no por ello su madre la aborto como si se tratase de un animalito.

También Jesse Jackson, el famoso activista de derecho civil que lucho por la justicia social y la igualdad de oportunidades en 1960. Fue producto de una violación, sin embargo, su madre tuvo la valentía de no interrumpir el embarazo y no privo al mundo de un gran ser humano como lo es el Reverendo Jackson.  Las otras propuestas de homicidio que está promoviendo la diputada es “cuando sea por trata de personas” como lo explique antes, esto se resuelve con la adopción o entregándolo a un orfanato.

Por ultimo esta la propuesta de aborto, “cuando no se ha viable la vida del ser humano fuera del útero” no hay duda que los seres humanos hemos perdido la fe y a la esperanza, puesto que no se tiene el valor de la vida como la máxima expresión de amor de parte de nuestro Señor Jesucristo hacia su creación. De manera que Jesus es el arquitecto de la vida, por lo tanto, puede disponer sobre la vida y la muerte, de modo que puede hacer un milagro por imposible que sea.

Recientemente una iglesia de Milán, Italia, fue pintada con un letrero que decía “Aborto Libre (también para María)” por lo que el sacerdote decidió contestar de la siguiente manera. Estimado escritor anónimo de las paredes. Siento que no hayas sido capaz de seguir el ejemplo de tu madre. Ella tuvo coraje. Ella te concibió, continuó con el embarazo y te dio a luz, podía haber abortado, pero no lo hizo, te crio, te alimentó, te limpió y te vistió. Y ahora tienes una vida y la libertad de elegir qué hacer con ella.

Una libertad que estás utilizando para decirnos que sería mejor que personas como tú no vengan a este mundo. Lo siento, pero no estoy de acuerdo. Y realmente admiro a tu mamá porque ella fue valiente. Y todavía lo es, porque, como cualquier madre, está orgullosa de ti, incluso si te portas mal, porque sabe que dentro de ti hay cosas buenas y sólo debes ser capaz de hacerlas salir. El aborto es el mayor “sin sentido”. Es la muerte que vence a la vida. Es el miedo que le gana a un corazón que quiere luchar y vivir, no morir.

Usted quiere elegir quien tiene el derecho a vivir y quién no, como si se tratara de derecho simple. Es una ideología que vence a una humanidad a la que se quiere quitar la esperanza. Admiro a todas aquellas mujeres que, a pesar de mil dificultades, tienen el valor para seguir adelante. Tú, no tienes valentía, ya que te escondes en el anonimato.

 Así que la próxima vez que un funcionario público este promoviendo leyes en contra de la vida, debemos alzar la voz y defender la vida con la misma vida.  

No hay comentarios

Dejar respuesta