¿Una puerta hacia la legalización del aborto?

0
254

El Caso Evelyn  Hernández

En el año 2017 se dio a conocer el caso de la joven Evelyn  Hernández  de 19 años edad, acusada de haber abortado a su hijo de 32 semanas de gestación.

Evelyn dio a luz en el patio de su casa el 6 de abril del año 2016, en el caserío  Los Vásquez del cantón El Carmen, en el municipio de El Carmen, Cuscatlán. En ese entonces tenía 18 años de edad, luego de sufrir una hemorragia la madre de Evelyn la llevó al Hospital “Nuestra Señora de Fátima” en Cojutepeque, los médicos le diagnosticaron con un parto vaginal intradomiciliar, pero el cadáver del bebé fue encontrado en la fosa séptica de su vivienda ese mismo día.

Al principio la defensa manejó la  información que la joven había sufrido una violación y estaba bajo amenazas por lo que el acto no fue denunciado, también la joven asumió demencia sobre su estado de embarazo, la defensa alegó que era un embarazo asintomático, que la joven se sintió mal y acudió a la letrina en donde fue encontrado al bebé sin vida. Cabe destacar que Evelyn era estudiante de tercer año en Bachillerato opción Salud.

El juicio contra Evelyn dio inicio el 23 de junio y finalizó el 5 de julio del año 2017, fue condenada a 30 años de cárcel por el tribunal de sentencia de Cojutepeque, al principio la Fiscalía la acusó por el delito de aborto, sin embargo su embarazo estaba muy avanzado y el bebé estaba a término y tomaron  la decisión de cambiar los cargos al delito de homicidio agravado.  

La condena capto la atención de los grupos activistas en pro del aborto y movimientos feministas no solo en El Salvador si no a nivel mundial, y avivó las intenciones de la legalización del aborto en el país. Desde ese momento estas instituciones y movimientos dieron su apoyo total a Evelyn y a su caso para que se declarara inocente de los cargos presentados por el tribunal.

El pasado mes de agosto el caso volvió a ser noticia, Evelyn fue absuelta de los cargos  y se declaró inocente, uno de los argumentos fue que no sabía que estaba embarazada y que fue producto de una violación.  Después de 33 meses recluida en cárcel de mujeres, en octubre de 2018, la Sala de lo Penal declaró nula la condena porque no se comprobó la intención de matar a su hijo. Las activistas declararon victoria y consideran que este es un precedente para futuros casos.

Pero el pasado 7 de septiembre la Fiscalía General de la República presentó un recurso de apelación para exigir que en el caso sea examinada la responsabilidad penal de la demandada sobre el homicidio de su hijo.

La fiscalía asegura que Evelyn si estaba consciente de su estado de embarazo y lo puede demostrar con el testimonio de una promotora de salud que anteriormente la había visitado para que tomara sus controles prenatales a los cuales se negó. También afirma que al momento de ser atendida en el hospital la joven admitió su embarazo. Esta institución  insiste en que Hernández no se puede considerar como víctima ya que nunca denunció el caso de violación.

El informe forense del bebe determinó que el niño nació vivo y que falleció debido a la aspiración de material fitógeno (Heces fecales), los médicos de medicina legal también informaron que un bebe que media 51cm no se puede tener en un servicio de fosa séptica.

“La Fiscalía no está haciendo nada más que ratificar la tesis que ha planteado desde un principio, aquí no se está acusando por un aborto, aquí estamos acusando por un homicidio en una persona, hay grupos que tienen interés en que esto se vea como que se está persiguiendo la pobreza, a una mujer que tuvo una emergencia extra hospitalaria. Las pruebas son contundentes, y ratifican que no es así. Yo lamento mucho que se quiera tergiversar este tema” expresó  Raúl Melara, Fiscal General de La Republica de El Salvador.

Historial de embarazo en niñas y adolescentes en El Salvador

El Fondo de Población de las Naciones Unidas, UNFPA presentó en abril de este año un estudio sobre los embarazos registrados en niñas y adolescentes.

Conversamos con la Pastora Rosario de Navas quien apoya y acompaña a los movimientos pro vida en El Salvador, y le preguntamos ¿En caso de violación en niñas y adolescentes, el aborto se puede considerar como una opción?

“Definitivamente ¡NO! Si el estado aprueba el aborto en casos de violación, estaríamos dando a nuestras jóvenes un camino totalmente equivocado, acabo de terminar una consejería, esta joven se practicó un aborto producto de la violación de su hermano mayor, esta joven padece de muchas depresiones, perseguida por la culpabilidad y estaba deseando morir, se tomó un frasco de pastillas y me dice: “No sé porque quede viva”, estos casos nos dan la apertura de saber la tortura espiritual, emocional y física que viven nuestras jóvenes. Estaríamos aprobando un camino de muerte, de maldad, científicamente no está aprobado, ningún aborto es seguro, definitivamente estamos en contra del aborta aun en la causal de violación.  Las jóvenes deben ser educadas en la información sexual, preventiva para evitar llegar al caso de embarazo y en el caso de la violación que es un horrendo y nefasto hecho cometido en las niñas y jóvenes que conocemos incluso y ministrado, de hecho estamos como iglesia de Jesucristo a través de un diplomado que el Fondo Monetario de Las Naciones Unidas está financiando en La Universidad Evangélica tratando de unirnos para darles una respuesta y una acción pastoral a estas jóvenes que han sido violadas y no tienen ninguna salida. Queremos ayudarles a tener una respuesta, un acompañamiento. No estamos de acuerdo con el aborto porque entonces sería la víctima, la más indefensa en este caso el bebé sería la más afectada, la tercera víctima, porque el victimario es el violador, la víctima es la joven o la niña y la víctima más indefensa es el bebé, el bebé tendría la pena capital que en este caso sería la muerte” concluyó Rosario Navas pastora Iglesia del Camino.

Desde el año 2016 se viene discutiendo el tema de la legalización del aborto debido a esta causal y otras más presentadas por la Presidenta de la Asamblea Legislativa en ese tiempo Lorena Peña  junto a otros diputados del partido FMLN. Quienes presentaron una pieza de correspondencia a La Asamblea Legislativa para modificar el art 133 del código penal referente a la prohibición de cualquier tipo de aborto en el país.

La modificación aspiraba incluir cuatro supuestos en los cuales el aborto no sería punible:

  1. En caso de grave riesgo para la salud de la madre
  2. Cuando sea un embarazo producto de una violación sexual
  3. En caso de malformación del feto incompatible con la vida extrauterina
  4. En menores de edad en los casos de violación y estupro de acuerdo a lo establecido en el art. 18 de la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia (LEPINA)

En el año 2017 la que fungía como Ministra de Salud de El Salvador Violeta Menjívar reiteró su total apoyo a la reforma del código penal propuesto por Lorena peña, de despenalizar el “aborto terapéutico”.

Desde entonces se han levantado movimiento en pro de la vida, conformados por diferentes iglesias y denominaciones, realizando foros, marchas. En el año 2017 la Asociación de Pastores “Santa Tecla Organizada para Cristo” se pronunció en la Asamblea Legislativa, presentando un documento el cual detallaba el crimen que se comete al realizarse la aprobación del aborto, aun siendo este por  “violación” o “Terapéutico”.

El 18 de abril del año 2018 fue presentado un documento   en la Asamblea Legislativa por pastores de diferentes iglesias evangélicas de El Salvador, con más de 22 mil firmas recolectadas de personas que estaban en contra de la despenalización del aborto en el país.

Mientras el sector pro vida lucha por mantener a salvo la vida de los pequeños indefensos, los grupos feministas y pro aborto luchan porque se apruebe esta ley que permita despenalizar el aborto en los cuatro ejes presentado bajo su lema “aborto legal, seguro y gratuito”.

Entre el año 2005 y el 2008 el Ministerio de Salud de El Salvador estima que se llevaron a cabo casi 20,000 abortos  y un 11% de las mujeres que se sometieron al procedimiento ilegal perdieron la vida.

La vida y desarrollo de un bebé

La concepción de la vida inicia cuando solo un espermatozoide penetra en el óvulo dando lugar al embrión, en menos de 24 horas el óvulo viaja hacia la trompa de Falopio en donde se llevará a cabo la fecundación, esta nueva célula creada contiene ya todos las caracteres del futuro bebé, desde el color del pelo y los ojos.

La mayoría de los ginecólogos contabilizan la edad gestacional, a partir del último día de  la última menstruación. En cambio los anatomistas consideran la edad gestacional desde el momento de la concepción (la unión de dos células).

El embarazo se divide en tres trimestres, el primero desde la concepción hasta las 12 semanas de gestación, en este primer periodo se forman los órganos principales del bebé, como el corazón, intestino, estomago.

¿Podríamos afirmar que no hay una vida que se pierde al abortar?

Cosmovisión bíblica sobre la concepción de la vida e interrupción

“Dios bendice la vida a través de su palabra desde la concepción, conocemos esa famosa porción de las escrituras en Salmos 139 en donde El Señor nos habla de su hermosa promesa que desde el vientre hemos sido formados:

Salmos 139:13-16 (RVR1960)

13 Porque tú formaste mis entrañas;

Tú me hiciste en el vientre de mi madre.

14 Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras;

Estoy maravillado,

Y mi alma lo sabe muy bien.

  1. Somos creados por Dios
  2. Tenemos un alma y habitamos en un cuerpo: por lo tanto tenemos que enseñarle a las nuevas generaciones el respeto de la vida desde la concepción, desde entonces comienza a latir la vida para antes de las 8 semanas el corazón comienza a latir, desde la perspectiva bíblica hay un respeto por la vida por el que nosotros debemos luchar como iglesia, el valor de la vida tiene que ser algo que enseñemos a las nuevas generaciones.

El Señor nos bendice a través de la vida, dice la palabra del Señor que nos ha dado vida y vida en abundancia, nuestros hijos son nuestra herencia, fruto del vientre es la herencia de Jehová para cada uno de nosotros. Esta es la cosmovisión bíblica que como mujeres tenemos que defender y cuidar, amar y respetar a nuestros hijos, en Timoteo, Pablo les explica a que las ancianas deben enseñar a las mamás jóvenes a cuidar y amar a sus hijos y esto tiene que ver desde la concepción.

Desde el aspecto bíblico la interrupción del embarazo no es factible desde ningún punto de vista, ni siquiera cuando la madre está en riesgo, la ciencia ha avanzado mucho desde entonces para que podamos luchar por las dos vidas, hay pediatras y ginecólogos que luchan intensamente para rescatar las dos vidas.

La interrupción no es ningún término que debemos utilizar, este es el término que las feministas están usando y los que están en pro del aborto porque tratan de maquillar con esta palabra un  término más fuerte que es el “asesinato”.

Hago un llamado a la Iglesia Evangélica en El salvador a que despertemos, que podamos promover la vida, que seamos entes de transformación en la prevención, apoyo a la víctimas, a las que están en situaciones vulnerables.

Como iglesia tenemos que capacitarnos, leer, para que no pasen situaciones tan difíciles y personas como en el caso de Evelyn, esta joven fue una víctima por una relación en donde ella no supo responder, si no que se dejó ir por la mentira, la presión y al final ella terminó asesinando a su bebé. Como iglesia no debemos condenar, juzgar a esta joven si no llamarla a la restauración, transformación de su vida a través del evangelio de Jesucristo y el promover políticas de país que podamos apoyar a todas estas jóvenes que necesitan nuestra ayuda como iglesia y poder darles una atención pastoral integral a las víctimas” concluyó Rosario de Navas.

No hay comentarios

Dejar respuesta