Mal Nacido

0
341

La explicación de una nueva vida en Cristo en una sola palabra tal y como él lo enseñó es: Nacer de nuevo.

Lastimosamente en muchos casos se ha saltado ese milagro tan significativo que conlleva una total regeneración en Cristo que sea totalmente poderosa como para cambiar patrones de vida, pensamiento y hasta carácter.  Y sin tal experiencia trasformadora queda como resultados cristianos de nombre.

La persona que se congrega sin nacer de nuevo en realidad, le hace mucho daño al cuerpo de Cristo por su mal testimonio y su constante tendencia al gusto por el pecado.  Cae, se reconcilia, vuelve a caer, se cansa de reconciliar, así que disfraza sus aventuras pecaminosas con aparente consagración escondida en una vida de servicio o un temor de Dios simulado diciendo que por eso no sirve.

Sea como sea, sino corto con su pasada manera de vivir de manera tajante y decidida, sufrirá todos los días, saboreándose los labios mientras piensan si peca o no ante las tentaciones. 

La mejor explicación de una vida cristiana, mediocre, es que tal ser no nació de nuevo, o solamente nació en fe, pero no en total arrepentimiento como para tener las fuerzas y el amor sufriente en vivir una vida agradable a Dios.

Así que reflejan un nacimiento a medias, y caminaran por la vida como mal nacidos espirituales sin tener un sentido de consagración y con una gran ausencia de identidad de hijo del tamaño del universo.

El mal nacido espiritual, duda constantemente de Dios, cuestiona la fe de otros, no cree en lo sobrenatural, habla de la misma iglesia donde congrega, critica a los mismos pastores que oran por él, esconden la práctica de los antiguos hábitos, no dan frutos, son irreverentes, y hasta quebrantan los pactos que le hicieron a Dios.

Por eso Jesús dijo “te es necesario nacer de nuevo”.

Los cristianos que sienten en un hilo su permanencia en Cristo, en realidad no han experimentado un verdadero nuevo nacimiento.

Pero no hay nada que no se pueda reparar.  Aun para los mal nacidos hay esperanza de nacer de nuevo si de todo corazón se arrepienten y toman múltiples decisiones que lo conducirán a una nueva vida.

Debes de aceptar que no se puede llevar una vida nueva con viejas amistades.  El cambio de vida deberá venir acompañado de nuevos acompañantes. Es decir que el circulo de tu vida diaria debe de ser renovado, porque las vanas conversaciones corromperán las buenas costumbres. 

Así que juntos vivamos la aventura interminable de vivir una nueva vida en Cristo por medio de un verdadero nuevo nacimiento.

Juan Capítulo 03

3:1 Había un hombre de los fariseos que se llamaba Nicodemo, un principal entre los judíos. 
3:2 Este vino a Jesús de noche, y le dijo: Rabí, sabemos que has venido de Dios como maestro; porque nadie puede hacer estas señales que tú haces, si no está Dios con él. 
3:3 Respondió Jesús y le dijo: De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios. 

No hay comentarios

Dejar respuesta