La buena voluntad del Señor

0
173

En el libro del Genesis capítulo 12 y versículos del 1 al 3, nos encontramos con el llamado que DIOS le hizo a Abram, invitándole a salir de la tierra donde había vivido por muchísimos años, para llevarlo a una nueva tierra que Abram no conocía, pero que era sumamente conocida por DIOS.
A la invitación hecha por DIOS a Abram, el Señor agregó ESTÁ PODEROSA PROMESA: “HARE DE TI UNA NACION GRANDE, Y TE BENDECIRE, Y ENGRANDECERE TU NOMBRE, Y SERAS BENDICION. BENDECIRE A LOS QUE TE BENDIJEREN, Y A LOS QUE TE MALDIJEREN MALDECIRE; Y SERAN BENDITAS EN TI TODAS LAS FAMILIAS DE LA TIERRA.”
Mi querido hermano(a), las veces que en esta Promesa, el Señor Jehová pronuncia la palabra “BENDECIR” son bastantes. Personalmente me da mucha alegría apreciar en la misma, LA BUENA VOLUNTAD DEL SEÑOR para este hombre y su descendencia. ¿Me pregunto? En el Nuevo Pacto, que la Biblia asegura que es mejor que el Antiguo Pacto, ¿Habrám promesas de bendición para nosotros tan grandes como los dadas a Abram? La respuesta es: SI LAS HAY.
En mis 38 años de Pastorado, con responsabilidad y seriedad, he tratado de encontrar la respuesta del porque nosotros, EL NUEVO PUEBLO DE DIOS, no gozamos de mas bendiciones de DIOS en nuestra vida. Lo que he encontrado es lo siguiente:
1.- Desconocemos las Promesas de DIOS. Estudiamos poco las Sagradas Escrituras.
2.- Conociendo las Promesas, no creemos en ellas.
3.- No cumplimos los requisitos que DIOS pide, para que la Promesa se vuelva realidad. Dios le pidió a Abram salir de UR y dejar su parentela. ABRAM salió de UR y dejo su parentela, es decir, cumplió el requisito.
Jesucristo nos ha dado grandes Bendiciones y Promesas, como por ejemplo en Juan 10:10 dice: “YO HE VENIDO PARA QUE TENGAN VIDA, Y PARA QUE LA TENGAN EN ABUNDANCIA”.
Pablo escribió en Gálatas 3:29: “SI VOSOSTROS SOIS DE CRISTO, CIERTAMENTE LINAJE DE ABRAHAM SOIS, Y HEREDEROS SEGÚN LA PROMESA.”
En la tercera Epístola de Juan versículo 2 se nos dice: “AMADO, YO DESEO QUE TU SEAS PROSPERADO EN TODAS LAS COSAS, Y QUE TENGAS SALUD, ASI COMO PROSPERA TU ALMA.”
Estimado hermano (a), hay muchas más Promesas que no mencionaré por lo corto de esta reflexión, pero que usted puede buscar en la Biblia, para su GOZO Y BENDICION.
¿Sería usted capaz de creer en esas Promesas, y cumplir los requisitos que DIOS le pida? HE AHÍ EL SECRETO. BENDICIONES.

PASTOR MAURICIO NAVAS GUZMAN

No hay comentarios

Dejar respuesta