Salvadoreño evangélico triunfa en Universidad de Michigan

0
283

 

 

Josué Natarén  es ex alumno de Escuela Cristiana Oasis, fue 1er bachiller de la República 2014, esta triunfando en sus estudios en la Universidad de Michigan, ayudado por la gracia de Dios.

ENTREVISTA JOSUÉ DANIEL NATARÉN MORÁN.

¿Qué carrera universitaria te encuentras estudiando actualmente?

Estoy estudiando Ingeniería Mecánica con una concentración en Biomecánica en la Universidad Estatal de Michigan en los Estados Unidos. En este año 2017 me encuentro en mi Segundo año y por la Gracia de Dios he tenido la oportunidad de vivir experiencias que ni me imaginaba de pequeño.

¿Qué apoyo recibiste para lograr estudiar en esa prestigiosa Universidad de los Estados Unidos?

Gracias a Dios saqué 10 en la PAES del 2014, y por medio de apoyo del gobierno, el cual otorga a los estudiantes que obtienen esta nota por medio del Ministerio de Educación y FEDISAL (Fundación para la Educación Integral Salvadoreña) se me otorgó la beca FANTEL para estudiar en el exterior, y junto a otras becas complementarias de parte de Fundación Poma, USAID, y la Universidad misma pudiera estudiar en la “Tierra de los Espartanos”.

¿Qué ha significado para ti este logro?
Para mí era un sueño muy lejano estudiar fuera del país, pero me lo propuse de meta y siempre le pedía a Dios, por ello, aunque no me imaginaba lo lejos que Él estaba planeando llevarme, siento que Dios está cumpliendo su propósito en mí.
Cuéntame más acerca de la Universidad Estatal de Michigan.
Por la Gracia de Dios, estoy en una de las mejores setenta universidades del mundo que es de las que produce más investigación científica y con uno de los campus más grandes en Estados Unidos, teniendo a más de 50,000 estudiantes. La Universidad tiene más de 130 países representados en sus estudiantes y un cuerpo de profesores igual de variado. MSU es conocida por localizar a sus estudiantes en muy buenas posiciones para pasantías o trabajo a tiempo completo con empresas grandes como Ford, General Motors, entre otras.

¿Cómo te ha ido en los estudios?
Gracias a Dios he estado en la Lista del Decano (el Cuadro de Honor de la Universidad) desde mi primer semestre. Estoy en el Colegio de Honores, el cual da ciertos privilegios a sus estudiantes que benefician mucho la carrera universitaria. Soy un Resident Assistant (Asistente de Residencia o Jefe de Piso) lo cual es un puesto en el cual superviso los dormitorios del campus y estoy a cargo de un piso con 48 estudiantes internacionales y domésticos. He tenido la oportunidad de estar en el club que diseña carros de carrera a base de energía solar y también un club que ayuda a estudiantes internacionales a sentirse como en casa en Michigan. He empezado a trabajar en el Laboratorio de Investigación Cardiovascular y de Mecánica de Tejidos como asistente de investigación. En el laboratorio hay distintos proyectos que se están llevando a cabo, pero en el que estoy trabajando es en mejorar el modelado del sistema circulatorio de la sangre y cómo éste se ve afectado por dispositivos que ayudan al bombeo de la sangre. Este verano voy a trabajar a tiempo completo en el laboratorio a través de una especie de pasantía en estudios de maestría por lo cual también estoy muy emocionado. He tenido también la oportunidad de trabajar en una oficina como asistente de datos informativos, y también soy tutor de matemáticas en mi tiempo libre.

¿Qué experiencias de interrelaciones has tenido ante la diversidad cultural que has encontrado en la universidad?
He conocido mucha gente de distintos países, idiomas, religiones, y experiencias en general. He tenido la oportunidad de aprender un poco de distintos idiomas y frases en idiomas que jamás imaginé estudiar como árabe, hindú, y bengalí. He tenido la oportunidad de colaborar en eventos culturales de distintas partes del mundo ya sea tocando un instrumento o haciendo algo más. He hecho conexiones con gente de mucho dinero y con gente humilde también. He tenido la oportunidad de congregarme en una Iglesia donde crezco y sirvo en la música como lo hacía en El Salvador. He participado en eventos de servicio social y en pocas palabras he vivido experiencias que jamás imaginé. He aprendido a ser más independiente y a prepararme para la vida real.

¿En qué manera consideras que las bases académicas educativas que recibiste en El Salvador han sido utilizadas para tu desempeño en la Universidad?
No quisiera terminar de hablar sobre mi experiencia sin decir: ¡Que todo esto es gracias a que Dios es Bueno conmigo, y me ha bendecido más de lo que me hubiera imaginado! He tenido la oportunidad de conocer gente increíble en el camino que me han apoyado de una u otra manera también. Mis padres, mi hermano, mi familia en general, mis amigos, las bases académicas y espirituales que recibí en la Escuela Cristiana Oasis, donde estudié en El Salvador, mis profesores y muchas otras personas que han sido pieza clave en mi crecimiento, han sido una parte importante en todo lo que Dios me ha permitido lograr. Dios es Fiel y cada día he visto como me va respaldando y abre puertas que ni siquiera sabía que se podían abrir. En resumen: “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece” y por eso estoy donde estoy! Josué Daniel Natarén Moran

 

No hay comentarios

Dejar respuesta