Antes de hablar de divorcio……

0
1448

Roxana Saraí era el nombre de una mujer que conocí años atrás, ella llego a nuestro estudio bíblico semanal, einmediatamente finalice el tema acerca del amor de Dios para “buenos y malos” ella levanto su mano, pidiendo la palabra, sin rodeos pregunto ¿Dice algo la biblia acerca de que hacer antes de divorciarme? Porque por el momento solo eso me interesa saber enfatizo. Es parte de nuestra naturaleza buscar conocer acerca de un tema en particular hasta el momento preciso de necesitarlo, en vez de elegir conocer profundamente cada tema que compete a los roles que como individuos decidimos realizar. Y digo “decidimos” porque cada uno es responsable de lo que hace con su vida, salvo aquellos casos en los cuales las personas actúan bajo amenaza, o manipulación. La declaración de ¡Si quiero! Es una decisión absolutamente nuestra, y tomando en cuenta que es para toda la vida o hasta que Cristo vuelva, debería de ser suficiente razón para antes de recibir el anillo que simbólicamente sella ese compromiso, buscáramos al autor del mismo para saber más acerca del paso que deseamos dar y completamente conscientes de el, seguir o arrepentirnos de camino al altar, esto último es una opción disponible, peropocos son los que la elijen con valentía, antes de firmar el pacto matrimonia.

Antes de hablar de divorcio debemos revisar tres aspectos que considero importantes, para anular la firma que con alegría estampamos el día de nuestra boda. Fue mi respuesta para Roxana Saraí.

Lo primero, es necesario identificar el, o los motivos, que están seduciéndonos para hacerlo,

Lo segundo, estos motivos tienen que ver con la falta de compromisos de uno o ambos a la lista a la cual dijimos “si” me refiero a: Prometen amarse, respetarse, servirse, serse fiel, estar juntos en la salud y enfermedad, en abundancia y escases, etc.

El tercer, aspecto a reflexionar es: ¿el amor que aun sientes el uno por el otro les alcanza para puestos de acuerdo, dar la más grande y valiente batalla de sus vidas a favor de su matrimonio?

Cuando identificamos los motivos, debemos asumir la parte que nos corresponde y valientemente por nuestro propio provecho cambiemos de dirección y sigamos el consejo de Romanos 12: 17-19.

Si lo reflexionado en el segundo aspecto quebranta la palabra comprometida en la lista de nuestros “si acepto” el antídoto para esto es tomar el consejo de Colosenses 3:12-15.

En la última reflexión debemos de recordar que el amor es un sentimiento que surge a causa de decidir sentirlo, nos podrán obligar a hacer muchas cosas en contra de nuestra propia voluntad, pero a “amar” no, amamos solo si nosotros decidimos amar.

Por lo tanto, es asunto de decisión propia hacer crecer ese   poco o mínimo amor que aun sentimos por nuestra pareja, hasta que alcance la altura que nos permita pedir perdón, o perdonar, cualquier acción ignorando su magnitud, pero adquiriendo el compromiso de no volver a fallar en eso. Si usted se está preguntando ¿Qué pasa si el amor se esfumo?  Le recuerdo, el amor es una decisión si usted decidió amar una vez, reconcíliese con eso. Y no olvide que el amor es benigno, el amor, no tienen envidia, el amor no es jactanciosos, no se envanece, no hace nada indebido, no busca su propio bien, no se irrita, no guarda rencor…El amor todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta. El amor nunca deja de ser. (1 Corintios 13:4-8)

Con lo anterior deseo motivarle a seguir avanzando y compartiendo sus días al lado de la persona que un día le enamoro al grado de declarar “Si acepto”

¡Que viva el amor!

 

 

 

No hay comentarios

Dejar respuesta