El Caso de la Semana

0
477

Hola doctora, un placer saludarle por este medio necesito un consejo: Llevo 4 años de noviazgo con una chica de 26 años y yo tengo 32, en el transcurso de esos años hemos
pasado por pruebas de enojos, disgustos de todo tipo, y ella es muy cambiante en su carácter y decisiones teníamos planes de boda y tuve que posponerlo, por sus mismos cambios repentinos yo tampoco soy un santo tengo mis dificultades como todo hombre pero siempre e hecho lo posible de estar en paz con ella y su familia. Pero ella siempre es influencia por otras personas ya sea su mamá o sus amistades y no se como luchar con eso, agradecería mucho su ayuda.
Dios le bendiga
Estimado lector:
Gracias por compartir su caso.
El noviazgo es una de las etapas más bonitas en toda pareja, ya que es el tiempo de la ilusión, de hacer planes, de estar con el ser amado el mayor tiempo posible, y lo más importante, tomar conciencia si ambas personalidades son compatibles.

Recordemos que hay diferentes temperamentos y personalidades que pueden ser opuestos y complementarios; cuando los dos tienen temperamentos similares y ninguno de los dos tiene prudencia cuando el otro esta exaltado, esto se terminará en una gran pelea. Puede haber amor, atracción pero sino hay prudencia y manejo de las emociones, la relación de pareja llegara a su fin. Ya que cada pelea, discusión o ataque va mermando las ilusiones y el gusto de estar juntos.

Le sugiero, querido lector, que se den un tiempo de separación con el objetivo que cada uno valore qué es lo que quiere en su vida y reflexionen si realmente son
compatibles o solo se ha vuelto costumbre, cayendo en una codependencia.

La codependencia son las relaciones que nos hacen mal, pero no podemos soltarla “Imagina una nueva historia en tu vida, ponle toda la fuerza de tu corazón, una actitud
positiva y será tu historia”.

Puedes escribir tu caso al correo concamarena@laprensacristiana.com , e iré dando respuesta a cada uno de los casos en esta sección, reservando el nombre del emisor.
Dios te bendiga.
Camarena.

No hay comentarios

Dejar respuesta