Entrevista a Jefferson Flores “Fundación El Gran Yo Soy”

0
98

¿Cómo nace la fundación El Gran Yo Soy?

Creo que primero nació en el corazón de Dios, fue el quien depositó ese deseo en mi corazón y en el liderazgo de nuestra iglesia, vine a El Salvador varias veces y he podido ver la necesidad que hay aquí, específicamente en los niños, sabemos que ellos son el futuro de este país, de la iglesia evangélica, ese fue nuestro enfoque, queríamos venir a dar.

¿Cuál es su nacionalidad?

Soy nacido en Estados Unidos pero mi papá y mi mamá son salvadoreños, de San Miguel y de Chalatenango. 

¿Qué les motiva a donar a los más necesitados?

El Salvador para mí siempre ha sido mi casa, al venir veo que hay tantas personas en necesidad y comienzo a pensar que puedo hacer para ayudarles, esta ese deseo de ayudar a aquellos que están en necesidad, como cristianos la palabra de Dios en varios capítulos de la Biblia nos enseña la importancia de ayudar al que está en necesidad, el apóstol pablo dice que cuando se iba a separar, le pidieron que nunca se olvidara de los pobres, y Pablo fue claro en decir que eso era algo que nunca iba a hacer, ese mismo amor está en nosotros.

¿Quiénes son los donantes?

Lo que hacemos es buscar personas dentro y fuera de la iglesia, les presentamos el proyecto de que queremos hacer, personas de negocios nos han apoyado, la ayuda viene de diferentes personas. Cristianos y no cristianos.

¿Cómo seleccionan a las personas o al público que recibe las donaciones?

La primera vez que realizamos este proyecto yo le dije a los pastores Jacinto García, Rafael Reyes y Mauricio Granados que me ayudaran a buscar a los niños con más necesidad, se seleccionó a niños que en verdad necesitaban, no a aquellos que tienen sus padres y ellos trabajan.

¿Cuáles son los artículos que donan y como hacen la recolección?

No pensamos en objetos de corta duración, nuestro propósito es darle algo a los niños que en verdad les va a ayudar, algo para el futuro, les dimos mochilas, calcetines, artículos escolares, pelotas de futbol, a las niñas se les obsequió muñecas, en el cierre del evento se les da comida a los niños y también a los padres que asisten. Me encontré con unos pastores en Chalatenango que fueron parte de los lugares que recibieron las donaciones y me dijeron: “ Los niños todavía andan con las mochilas en la iglesia, no se la quitan”; eso me enseña a mí que hicimos lo correcto porque si todavía lo andan es porque de verdad lo necesitaban, el propósito es suplir necesidades.

¿Con que periodicidad pretenden ejecutar las donaciones?

Estuvimos en El Salvador en marzo 2019, pero para poder ejecutar estas actividades comenzamos a trabajar desde noviembre 2018, nuestra intención no es realizar un evento solo una vez, nuestra fundación pretende mantener una ayuda continua, el plan nuestro es venir cada año, hasta que Dios diga otra cosa, pero el propósito es venir a ayudar.

¿Cómo alguien puede sumarse para ser parte de los donantes?

Las personas pueden no tener las finanzas, pero pueden donar comida para el evento, una persona que se dedique a tomar fotos, siempre hay un equipo de trabajo que se necesita, siempre se necesitan más manos que nos ayuden.

¿Cuál es la satisfacción más grande de ayudar a otros?

En este caso como nos enfocamos con los niños fue las sonrisas, no es necesario un gracias, una sonrisa es suficiente y escuchar los testimonios de pastores expresando que los niños de su iglesia se han puesto muy felices al recibir la mochila, esa es la mayor satisfacción que uno puede tener.

Fundación El Gran Yo Soy se encuentra bajo la cobertura del Ministerio Rey de Reyes, puede encontrarlos en redes sociales con el mismo nombre.

No hay comentarios

Dejar respuesta